¿Qué pueden hacer las marcas por el feminismo?

 

Construir el modelo de sociedad en el que queremos vivir.

Las marcas son un reflejo de la realidad social en la que vivimos pero también son un motor de cambio. La publicidad, el branding y la comunicación tienen un rol importantísimo a la hora de normalizar e implantar los cambios sociales que emergen en nuestras sociedades.

Aunque detrás de esto siempre hay cierto interés comercial, no podemos subestimar el poder y la influencia de las marcas sobre el conjunto de la población, tanto a la hora de reforzar estereotipos como a la hora de romperlos.

Las marcas y los productos forman parte de nuestro día a día y por eso es tan urgente que, como consultores, diseñadores y comunicadores, aprendamos a identificar los sesgos que existen en el sistema y tratemos de corregirlos. Ser conscientes de cuestiones como que la mayoría de los asistentes de voz son mujeres, o que la ergonomía de los automóviles está pensada para la comodidad y seguridad del cuerpo masculino es el primer paso para replantearnos qué debemos rediseñar para tener el tipo de sociedad que queremos.

Porque si bien hay un sector de marcas que sólo busca subirse al carro de un movimiento de masas muy rentable a través de pequeños gestos meramente estéticos y oportunistas, también encontramos ejemplos de marcas realmente comprometidas que entienden que la relevancia y el impacto real pasan por actuar.

Una acción que puede materializarse de distintas maneras: desde la actitud, empoderando a las mujeres; desde la información, dándoles visibilidad y herramientas; pero sobre todo desde el diseño, incluyéndolas en la toma de decisiones.

Porque aunque está muy bien vernos protagonizar spots y anuncios igualitarios, está mucho mejor vernos dirigiendo esas campañas, presidiendo compañías, siendo referentes.

Porque el presente que diseñamos da forma al futuro que seremos.

Barbie ha lanzado la colección de muñecas ‘Inspiring Women Series’ sobre mujeres pioneras para que las nuevas generaciones de niñas tengan referentes femeninos.

TikTok ha unido fuerzas con shesaid.so reivindicando la presencia de la mujer en la industria de la música a través de una serie de retransmisiones en directo con ejecutivas, artistas y creativas del sector.

Pizza Hut ha convertido sus motos de reparto en pancartas reivindicativas a través de la campaña ‘Delivering Purple Voices’ para que, a pesar de la pandemia, los lemas feministas recorran las calles.

Subir