¿Qué pueden aprender las marcas del fenómeno Ibai?

 

Queremos naturalidad, relaciones horizontales y menos postureo.

Cada vez conectamos más con una versión «live» de las cosas, en la que la autenticidad y la experiencia real desbancan a las marcas retocadas y perfectas que ya no se cree nadie.

Para muestra, las campanadas de 2020 donde Ibai Llanos reunió en Twitch a medio millón de espectadores en su pico de audiencia. Una plataforma de streaming que nació a los albores del mundo gamer y que debe su éxito a una combinación entre autenticidad y sentimiento de comunidad, logrado a través de un contenido sin filtros ni guiones que nos da la posibilidad de interactuar entre espectador y transmisor.

La hazaña de Ibai es sólo un ejemplo que pone de manifiesto las nuevas relaciones de las generaciones más jóvenes con marcas, prescriptores y medios. Un cambio de paradigma al que las marcas deben prestar atención y reaccionar a tiempo para no perder relevancia.

Subir